Etiquetas

, ,

Nuestro Ángel de la guarda es un consejero silencioso y de confianza permanece a nuestro lado, tratando de aconsejarnos lo mejor, sugiriendo el camino correcto a seguir.

Nuestro ángel de la guarda no puede obligarnos a seguir el camino del bien, pues a nosotros se nos ha concedido el libre albedrío y debemos utilizarlo para hacer el bien común.

Su papel es precioso e importante.

Ángeles de la guarda